Nota en Club del Disco

La serie TangoContempo nos acerca esta apuestapor un tango ancho, inclusivo, en el que el saxo tiene un protagonismo central.

Jorge Retamoza escribió muchas de las composiciones y todos los arreglos de este disco que arriesga y gana. Hace ya cuatro décadas (aunque para la historia de la música popular haya sido ayer) que Astor Piazzolla y Gerry Mulligan se juntaron en esa cumbre gloriosa y jugada, en todo sentido. Esa referencia se hace inevitable al acercarse a Vientos de tango, si bien el citado es un punto altisimo de confluencia entre bandoneón y saxo baritono. Pero el espiritu de Piazzolla, a través de su musica, dice presente desde el comiendo, con Café 1930, cuyo arreglo constituye ademas un poderoso llamado de atención, con ese saxo algo Aspero al principio, apoyado solamente en una orquesta de cuerdas. Jorge Retamoza apuesta fuerte, como otros innovadores no le teme al juego, y para eso dibuja distintas  orquestaciones de acuerdo a los temas y sus estados de animo.

Una pléyade de misicos invitados, como la arménica de Franco Luciani en Oblivion (nuevamente Astor) o el vibrafono de Ezequiel Finger en la intrincada Repeticién, se suben al quinteto liderado por Retamoza y secundado por Matias Rubino en bandoneón, Alejandro Kalinoski en piano, Lautaro Guida en contrabajo y Daniel Miguez en bateria.

Todos músicos de sólida formación, que le permiten al compositor y arreglador escribir libremente estas intersecciones entre tango, jazz y musica contemporanea  para los que precisa intérpretes con buena lectura y precisién en el toque.

En suma, una més que interesante busqueda, plagada de notables ejecutantes y grabada con la mas alta calidad de sonido. Para demostrar que la musica
urbana es tan amplia como uno quiera ensancharla: depende en gran medida de la imaginacién de los misicos y los oyentes, y de la pulsi6n por ir mas alla, sin importar lo que digan las academias.

Producido por Jorge Retamoza

keyboard_arrow_up